sibutramina

Pastillas para adelgazar de sibutramina: funcionan?

En el campo de las soluciones fáciles para adelgazar, se suele recurrir a caminos riesgosos, a los que no se debe acudir sin el debido asesoramiento médico. Tal es el caso de las pastillas para adelgazar de sibutramina.

sibutramina

A pesar de sus efectos, estos comprimidos son principalmente un fármaco artificial. Por lo que su ingesta no puede implementarse caprichosamente. Su composición tiene notables efectos secundarios.

Capsulas de sibutramina

Inicialmente parece una buena idea consumir estos comprimidos para combatir el sobrepeso. Tienen un efecto supresor del hambre e impulsa los mecanismos que provocan la termogénesis, como una pastilla natural.

Sus propiedades tienen un efecto antidepresivo, lo cual tiene un resultado positivo en el control de la ansiedad, que influye en los deseos de comer. Se recomienda su consumo con un régimen de comidas bajas en calorías y una actividad física regular.

En los estudios iniciales, más del 65% de las personas perdieron más del 5% de su peso corporal. En todos los casos, manifestaron que se mantuvieron saciadas, y que pudieron mantener el peso durante varios años, luego de hacer este tratamiento contra la obesidad.

Este compuesto se encuentra dentro de la gama de la anfetamina. Pero es considerado que sus efectos estimulantes tienen un nivel de impacto mucho menor, dado que no provoca ningún síndrome de abstinencia. Es por esto que se la implemento en medicamentos como Meridia, que en su momento fue muy popular.

Efectos secundarios

No obstante, a pesar de tener varias virtudes considerables, también está acompañada de efectos secundarios destacados. Su consumo aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca, resequedad de la boca, da dolores de cabeza y altera los ritmos del sueño.

No se recomienda su ingesta en personas con presión arterial, problemas cardíacos, embarazo y lactancia. Tampoco la pueden ingerir personas con problemas mentales.

Esto provocó que fuera sacada de inmediato en varios países, o que su consumo esté restringido en muchos de estos. Su efecto de supresión del apetito, alude a zonas muy sensibles del sistema nervioso central. Por eso, muchas instituciones farmacéuticas las consideran anorexígenos riesgosos.

Algunas variantes

Solo en algunos casos hay regulaciones diferentes. Una de estas situaciones se da en Chile donde solo se comercializan unas 30 marcas, pero que se pueden adquirir Bajo Receta Médica en establecimientos tipo A.

Esto posibilita su consumo en situaciones muy puntuales y bajo un férreo tratamiento médico. Son casos excepcionales en los que las pastillas para adelgazar de sibutramina, pueden ser consideradas una opción. Pero no son un tratamiento regular, aplicable en todos los casos. Aquí vas a encontrar más información.